~laCuerda~ No. 59 - Guatemala, agosto del 2003

Página principal

laCuerda

Una mirada feminista de la realidad

 

 

Año 6, No. 59

Guatemala, agosto/2003

 

INFIDELIDAD––

cautiverios y libertades

 

editorial

Vacuna contra los demonios

entrada

         Modelo de fidelidad asimétrico (María Eugenia Solís García)

         Sumario noticioso

la médula

         Quemar el rancho (Anamaría Cofiño K.)

         Ni que fueras premio (Adelma Bercián)

         Cuando ellos se van (Andrea Carrillo Samayoa)

         ¿Se pacta la exclusividad? (María Dolores Marroquín)

         Fidelidad no es sinónimo de salud (Laura E. Asturias)

         El deseo es plural (Edmundo Urrutia)

vida

         Genéticamente infieles (Victoria Celada)

         El de piel canela (Miborah)

         Relaciones abiertas: ¿Mito o realidad? (Roberta Morales)

la paseante

         Soy culpable de todo y lo disfruto plenamente (Fabiola Blasco)

         Hablando de mujeres y traiciones... (Lucía Escobar)

         Adulterios (Maurice Echeverría)

reportaje

         Peteneras (Anamaría Cofiño K.)

esta boca es mía

         Bicho raro (Virginia del Águila)

         Amigas y hermanas... Adelante, Johanna (Marta Godínez)

         No me asumiré infiel (Laura E. Asturias)

         Cómo se concibe la interculturalidad en Guatemala (Francisca Gómez)

         Ella, él... ¿Y los otros? (Jacobo Mogollón)

aquí y ahora

         Día Internacional de las Poblaciones Indígenas (Wendy Santa Cruz)

         Pueblo maya se organiza

         CONIC realiza octava asamblea

         Manipulación produce racismo

         Campaña contra la violencia en marcha

         Soluciones correctas a un viejo problema (Adelma Bercián)

         ¿Qué hacen las autoridades?

         Solidaridad con víctimas de intimidación

campo pagado

        Compromiso del Gobierno en la visibilización y focalización del gasto público hacia las mujeres (Secretaría Presidencial de la Mujer)

movida departamental

         Al fin el reencuentro

         Promueven el desarrollo de sus comunidades

         Foro político en Santiago Sacatepéquez

         Contra el Tratado de Libre Comercio

         Ixqik a toda voz

 

Editorial

Vacuna contra los demonios

 

Esta contienda electoral, lejos de suponer un escenario de debate político, está infundiendo temores y desesperanzas que contaminan y socavan el proceso democrático. Conforme se avecinan las elecciones generales se insiste premeditadamente en deformar realidades, presentando una falsa dicotomía entre el negro y el blanco.

En lugar de un intercambio de propuestas políticas que den salida a la difícil situación que vive la mayoría de mujeres y hombres en Guatemala, se está fomentado un imaginario campo de batalla entre buenos y malos, entre honrados y corruptos, entre pobres y ricos.

La violencia, la manipulación y falta de programas de gobierno perpetúan el pasado autoritario y militarista. Además violan garantías constitucionales que establecen las reglas democráticas para elegir nuevos gobernantes mediante el libre juego de ideas y la acción política.

Nuestra incidencia en el reacomodo de poderes es importante. Las mujeres, hoy más activas que tiempo atrás, tenemos que resistirnos a esa visión que todo lo reduce a hacer cualquier cosa con tal de impedir que el FRG siga gobernando.

Existen varios elementos a considerar. Uno de ellos es el perfil de la próxima Legislatura. Casi todos los partidos continúan relegando a las mujeres a puestos sin importancia y están incluyendo a ex militares en los primeros lugares de sus listas. La práctica sexista de mantener un escaso porcentaje de diputadas coarta una representación equitativa e impide que esa tribuna atienda las demandas de la población femenina. En tanto, la llegada de ex oficiales del ejército contradice la exigencia de fortalecer el poder civil y fomenta la impunidad, al cubrir con traje y corbata a individuos que en otro tiempo, con uniformes, pertenecieron a la institución responsable del 95 por ciento de las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el conflicto armado interno.

Otra cuestión se refiere a cuestionar aquella tendencia que afirma que durante los procesos electorales la única opción es la participación partidaria. Este país está urgido de llevar a cabo procesos de rearticulación social, posibles en esta coyuntura, para dilucidar cómo construir un movimiento político con propuestas que tengan visión de futuro, reivindicando el pasado histórico; que incluyan el corto y largo plazos, estableciendo vínculos entre lo sectorial y lo nacional; que diseñen caminos con enfoque de género e interculturales; que fomenten la solidaridad y el compromiso hacia las personas desposeídas y erradiquen la injusticia social y la impunidad.

Quizás tener esto más claro signifique contar con una vacuna contra el miedo, la desesperanza y desesperación que han impedido desarrollar procesos de maduración que acaben con esos demonios militares, farsantes y machistas que rondan por toda Guatemala.

[índice]

 

Modelo de fidelidad asimétrico

María Eugenia Solís García, laCuerda

 

Hace unas semanas estuve contando que tenía en salmuera un artículo para laCuerda. La gente me empezó hablar con mucha autoridad del tema. Sin excepción, nadie se había ido invicto, ya que en algún momento de sus vidas habían ocupado alguno de los vértices de un triángulo amoroso.

Las personas tienen su propia percepción de lo que es la infidelidad. A todas les gusta eso del "principio de exclusividad" en la vida erótica y afectiva. Están dispuestas a pactarlo expresamente con sus parejas y apuestan a lograrlo. Sin embargo, la experiencia vital les ha demostrado que no deja de ser un valor, un anhelo y una misión casi imposible.

 

¿Qué dicen las leyes guatemaltecas?

Señalan que está prohibido tener más de un cónyuge al mismo tiempo. La infidelidad es causa para pedir la separación o el divorcio. A la mujer que se le comprueba que ha sido infiel, se le castiga quitándole el derecho a recibir pensión del ex cónyuge. El Código Penal sanciona a quien contrae nuevo matrimonio sin haberse disuelto el anterior. La legislación protege a hijas e hijos nacidos fuera del matrimonio. Sin embargo, no existe obligación legal de pensión alimenticia a las madres de estas "familias paralelas". Dentro de la lógica de la monogamia, ellas no son protegidas porque la preeminencia la tiene la esposa, la mujer legalmente reconocida como cónyuge.

 

Demasiados atentados juntos

La monogamia femenina ha sido enfocada como un asunto fundamentalmente económico, en la sociedad de propiedad privada y de herencia vía linaje. El hombre, el propietario, requiere la certeza de la paternidad para mantener sus propiedades dentro de su mismo grupo.

La monogamia femenina permite asegurar la paternidad y la transmisión de la herencia a los hijos del padre, o sea, a los hijos de la esposa del padre. Este análisis es correcto pero limitado.

Las mujeres bígamas o infieles ponen en peligro la certeza de la paternidad. La monogamia de la mujer, es decir, la exclusividad erótica que conduce directamente a la exclusividad conyugal procreadora, asegura al hombre social y jurídicamente la progenitura.

Pero hay más: la mujer que es polígama, además de no ser una madre segura, pone en tela de juicio la propiedad de su cónyuge sobre ella, su poder patriarcal y su virilidad. Demasiados atentados a la vez.

 

Derechos asimétricos y desigualdades

Un principio básico del sistema conyugal consiste en la suposición de un mecanismo paritario de reciprocidad entre la monogamia femenina y la masculina.

En esta lógica, la monogamia masculina asegura a cada mujer, en pago, la relación conyugal para ella y la paternidad para sus hijos. En la dimensión de reciprocidad que se le asigna jurídicamente, implica una mutua protección y seguridad para los cónyuges. En el espacio cultural de las relaciones personales e íntimas, a esta adscripción exclusiva se le conoce como fidelidad y es considerada uno de los fundamentos de las relaciones conyugales permitidas y prohibidas: desde el noviazgo y el matrimonio hasta el "amantazgo" (amasiato).

Sin embargo, a nivel social, la obligatoria monogamia femenina de las "madresposas" se articula con la poligamia masculina realizada con las otras mujeres. Así, la monogamia conyugal obligatoria para las mujeres y transgredible por los hombres en el matrimonio dominante conforma un conjunto de obligaciones y derechos asimétricos y desigualdades entre los sexos. Implica abuso de los hombres hacia las mujeres: son mecanismos de interiorización de las mujeres -cornudas y amantes- y de valorización de los hombres machos.

Las contradicciones entre los supuestos culturales e ideologizados de fidelidad mutua entre los cónyuges y la realidad social de desigualdad entre ambos generan gran parte de los conflictos de las mujeres.

Ellas creen en el modelo de fidelidad pese a que constaten, en la experiencia, que éste no se realiza. Pero se comportan a partir de la creencia dogmática en la fidelidad. Cuando ocurre la poligamia masculina, cuando el novio tiene otra novia o el esposo una amante, las mujeres se desgarran y se sienten engañadas. Algunas lo aceptan con mayor o menor nivel de enfrentamientos, conflictos y pleitos, y en la servidumbre voluntaria a su esposo lo comparten con la otra.

 

Monogamia femenina: nudo sociocultural

La monogamia de la mujer es un mecanismo que procura lograr certeza en el parentesco y la exclusividad afectiva y política de las mujeres en su dependencia conyugal.

La fijación vital de cada mujer a un solo "amo", "dueño" o "propietario" es conseguida mediante la monogamia femenina. La monogamia es, de esta manera, uno de los nudos socioculturales que atan y reproducen, por la vía de la servidumbre voluntaria, la opresión de las mujeres. La monogamia permite y recrea el cautiverio de la conyugalidad exclusiva que refuerza la propiedad masculina patriarcal.

 

(Basado en textos de F. Alberoni, F. Engels y M. Lagarde)

[índice]

 

Sumario noticioso

laCuerda

 

Triunfadoras

Euda Carías ganó la medalla de oro en la categoría de 49 kilogramos de tae kwon do en la Copa Internacional Barcelona España. Berta González obtuvo el primer lugar de la rama femenina del XII Medio Maratón del Paisaje San Pedro Sacatepéquez, imponiendo un nuevo récord.

 

Instalan Comisión de Resarcimiento

Este mes quedó instalada oficialmente la Comisión Nacional de Resarcimiento, que se encargará de indemnizar a miles de víctimas del conflicto armado interno y sus familiares mediante programas de compensación durante los próximos 11 años. Para ello, el gobierno se ha comprometido a asignar un monto de Q300 millones del Presupuesto General de la Nación. La Comisión fue emplazada para que en 60 días rinda los primeros resultados.

 

Avanza disolución del EMP

Después de siete años, finalmente se encamina la desaparición del Estado Mayor Presidencial contemplada en los Acuerdos de Paz. El presidente Alfonso Portillo anunció que el 1 de noviembre el EMP quedará totalmente disuelto. La desmovilización debió hacerse efectiva desde hace cuatro años.

 

Ganan premio

La periodista Ingrid Roldán y la fotoartista Mishel Chang, ambas de Prensa Libre, recibieron el premio Hunn a la Prensa Arqueológica de Guatemala por el reportaje "Hallazgo arqueológico". El galardón se otorga a periodistas y fotógrafos autores del mejor trabajo de prensa escrita sobre la temática y fue entregado por primera vez este año.

 

Nueve secuestros diarios

Durante el año se han reportado 160 secuestros y extorsiones. Según autoridades del Ministerio Público, ocurren hasta nueve raptos diarios. Muchos casos no son denunciados por temor a represalias. Se ha propagado la técnica de secuestros rápidos en los cuales las principales víctimas son mujeres a quienes los delincuentes se llevan en su propio automóvil. Las zonas de mayor riesgo en la capital son las 6, 15 y 17. En el interior del país se presentan más casos en Chimaltenango y San Marcos.

 

Crímenes contra niñez y juventud

En los primeros seis meses de este año, 373 niñas, niños y jóvenes menores de 23 años de edad fueron asesinados. Según estadísticas recolectadas por Casa Alianza, en el ocho por ciento de los casos las víctimas fueron niñas, la más joven de apenas 11 años, cuyas muertes han sido perpetradas con particular saña.

 

Ley entra en vigencia

La Ley de Adjudicación de Bienes Inmuebles propiedad del Estado a favor de Familias en Situación de Pobreza y Extrema Pobreza entró en vigencia recientemente. Las familias a las que se les adjudicará tierras podrán pagar en condiciones financieras favorables mediante amortizaciones mensuales.

 

Retrasan entrega de alimentos

La Plataforma Agraria demandó al Ministerio de Agricultura entregar los apoyos de alimentación a 50,000 familias afectadas por la crisis del café. La instancia denunció que el Ministerio inició la distribución con cuatro meses de atraso, violando los acuerdos asumidos pues no entrega completa la bolsa de alimentos a algunas comunidades.

 

Reporte de violencia

En julio 62 mujeres fueron víctimas de violencia y accidentes. Dos fueron violadas, 21 asesinadas de diferentes formas y siete sobrevivieron intentos de homicidio. Tres fueron amenazadas, siete secuestradas y dos están desaparecidas. En accidentes fallecieron cuatro y 16 resultaron lesionadas.

[índice]

 

Quemar el rancho

Anamaría Cofiño K., laCuerda

 

Muchas palabras usadas al hablar de la infidelidad se refieren a la "relación paralela" que hombres "comprometidos" mantienen fuera de sus hogares. "La sucursal" describe tanto a la persona como al lugar físico donde esa relación se "desenvuelve". "La Casa Chica" es la que un casado "visita" a deshoras, cuando "dice" que "anda ocupado, chambeando". Allí puede tener otra familia. Se supone que también la sostiene económicamente, pero muchos cohabitan con varias mujeres que lo mantienen a él, "becado".

"La querida" es "la otra", esa infeliz, desgraciada, que rompe el orden matrimonial; ama desde la ilegalidad, a escondidas, en sitios apartados, moteles o "casas de citas". Algunas "queridas" gozan de más libertad y pueden andar abiertamente con el casado. Las señalan de "largas", casquivanas, putas. A "la otra" también le dicen concubina porque vive amancebada, sin documentación que legalice su unión -- "matrimonio de chuchos", le llamaban antes. Algunos adúlteros que se las dan de elegantes llaman "dama" a la amante de turno, si bien le va, porque también se refieren a ella en formas despectivas como "culos", "hoyos" o "trampas". La esposa "histórica" o titular, llamada también "la vieja" o "la bruja", es la relación oficial, establecida y reconocida. Ella suele ser quien se queda en la casa y guarda las apariencias, acumulando resentimientos enfermizos, o consigue un su "conquién" y desquita el tiempo perdido.

Ser "la casera" de alguien es un cautiverio: implica estar al margen de la sociedad, estigmatizada, siempre esperando los "encuentros furtivos". Aunque el hombre le jure amor apasionado, casi siempre es considerada como un "segundo frente". El sentimiento de amor que lleva a entablar esas relaciones dispares suele terminar convertido en rechazo, cólera y odio, provocados por insatisfacciones, postergación y engaño.

La infidelidad está marcada por la lucha de clases. Muchos hombres de dinero abusan de su estatus para mantener en calidad de esclavas a mujeres con menos recursos que les "prestan", más que todo, servicios sexuales. De estas relaciones no se espera fidelidad, no se establecen pactos duraderos, cuando mucho se hacen promesas vacías. Los hijos de tales relaciones son llamados "bastardos", y cuando son reconocidos legalmente se procura alejarlos de los círculos sociales del padre. Estas formas de relacionarse han producido sentimientos que, a la larga, se vuelven destructivos. Hombres que han abandonado mujeres e hijos provocan reacciones cargadas de ira y rencor. Mujeres con mil reclamos pendientes suelen terminar frustradas, amargadas, mal.

No contamos con cifras ni datos que permitan establecer quiénes son los que más "queman la canilla" o "el rancho". Hay mujeres casadas o con pareja que tienen sus coqueteos, lances o relaciones extra-conyugales con tipos que les ofrecen atenciones, comprensión, afecto o mejor sexo. He escuchado a muchas añorar una relación de este tipo para volver a sentir el cosquilleo, la atracción, las humedades que con años de matrimonio quedaron sepultadas. No faltan las que se aprovechan de su "pegue" para conseguir "favores" de varios "ingenuos" que caen en la trampa; para ellas éste es un pasatiempo divertido que, si se juega con cuidado y conocimientos, llega a sustituir las relaciones formales. Tener un/una amante joven suele ser una salida ante el tedio, la costumbre e indiferencia que hacen presa de parejas instaladas en la inercia y el aburrimiento.

Decirle a una persona el nombre de otra es una gran ofensa. Para evitarlo, se usa "chula / chulo" o "mija / mijo", y con eso "se salva el clavo". Las mujeres se refieren al "traido" como "Aquél", para no nombrarlo directamente, a sabiendas que el anonimato es requisito fundamental para no verse descubiertas.

En las infidelidades siempre están en juego la astucia, falsificaciones, engaños. No es de extrañar, pues, que el corazón, en vez de sentirse pleno y gozoso, se vuelva el hogar de la desdicha.

[índice]

 

Ni que fueras premio

Adelma Bercián, guatemalteca, periodista

 

Si las historias de amor entre dos personas pueden resultar idílicas, los triángulos amorosos entre dos mujeres y un hombre pueden convertirse en guerras de proporciones épicas. Hay historias de historias, pero quizá una que ilustra lo sanguinario que puede volverse el pleito por un hombre es la retratada en el filme "Sobreviviendo a Picasso". Mientras el señor pintaba el memorable "Guernica", la amante del momento y su esposa se lo disputaban a tirones de cabello y arañazos. Desde su andamio, él se regodeaba, no de estar pintando la obra que universalizaría el dolor y la desesperación humanas, sino de sentirse el premio mayor. Talento aparte, el hombre no sólo era un Edipo irresuelto, sino además megalómano, neurótico y casanova incorregible. Con el tiempo, la ganadora de aquel encontronazo también fue sustituida.

Sin detenernos en las razones por las cuales una mujer irrumpe en la relación amorosa de otra, merece la pena resaltar que en la mayoría de esos casos las dos entablan una guerra -a veces sutil, otras, muy violenta- por ganar el reinado y a su rey.

En realidad, ése es uno de los muchos escenarios en donde las mujeres antagonizamos unas contra las otras por el reconocimiento de los hombres. Marcela Lagarde asegura que esto es resultado de una clave patriarcal en la que, para que una mujer sea elegida, otra debe ser excluida. "Dependemos así del valor que nos confieren los hombres", dice la feminista mexicana. "Lo masculino es lo hegemónico y se convierte en el referente universal del ser humano. La relación entre mujeres, por lo tanto, no es directa; hay un mediador que nos da valor: el hombre".

Conceptuado así, se aclaran muchas actitudes incongruentes que tomamos las mujeres cuando "defendemos" a nuestro hombre. Si bien a nadie le gusta que le quiten lo propio, la mujer "oficial" se toma la tarea de desprestigiar la reputación de la intrusa con comparaciones degradantes con las trabajadoras del sexo, cuando menos. Mientras, la contraparte no entiende cómo la otra ha mantenido tanto tiempo al susodicho a su lado si es casi una bruja que no le da lo que él necesita.

En este estira y encoge, el blanco de los afectos de ambas se hace los quites cuanto puede. Muy rara vez tomará una decisión definitiva, pasa sin protestas a ser la víctima de todo aquello y hay quienes incluso azuzan el avispero con el síndrome "Peléame, querida, peléame", muy apropiadamente acuñado por las guatemaltecas Mariel Aguilar y Lucrecia Ardón.

¿Por qué no responsabilizar a cada quien con lo justo? Al fin y al cabo, ¿quién traicionó la confianza de quién en primer lugar? ¿Por qué está con ambas? ¿No se sabía de antemano que estaba comprometido? ¿No lo conocemos ya lo suficiente? ¿Por qué no pedirle a él que rinda cuentas? Y sobre todas las interrogantes, ¿merece la pena este hombre?

Honestamente creo que ni Picasso es digno de que nos rompamos una uña siquiera. Es cuestión de equiparar el valor de todos los seres humanos. Ellos no son mejores que nosotras, ni viceversa. Y en las disputas por los afectos de alguien, se hace imperativo sustituir la urgencia de ganarse a la otra persona por la ejercitación del respeto a nosotras mismas y a las/os demás.

[índice]

 

Cuando ellos se van

Andrea Carrillo Samayoa, laCuerda

 

"Me dijo que me amaba y que era la única; después resulté embarazada. Ahora tengo tres hijos, estoy sola y no llego ni a los 28. Se fue con otra y nos dejó, sin dinero, sin nada. Trabajo en este bingo por Q.1,200 al mes, de seis de la tarde a tres de la mañana, de lunes a domingo".

Era delgada y sonriente pese a su preocupación y cansancio. El dinero -decía- no le alcanzaba para mantener a sus niños. "Pero ¿qué me queda? Para ser mesera no se necesita estudio; ando buscando otro trabajo donde me paguen mejor y con otro horario para poder estar con mis hijos". Volví al bingo a los dos días y ya no la vi.

El sueño de muchas: casarse y ser madre. El hombre ideal es atractivo, macho, potente y con algo de dinero. En una entrevista que hace poco leí, la psicóloga argentina Clara Coria menciona que un mandato social de peso es que el amor debe ser el eje de la vida de las mujeres. Su comentario llamó mi atención. Me di cuenta que conozco una buena cantidad de jóvenes y no tan jóvenes que se han casado soñando con el príncipe azul y se entregan por completo al amor. "Y claro, después" -dicen algunas- "viene el vergazo".

A los años, cuando se ha dejado vida y alma en la relación y el hombre decide que mejor se va, la magnitud del vergazo varía. "Me dolió que se fuera", afirma una joven, "pero sola puedo salir adelante; además, aún estoy en edad de encontrar a alguien que me quiera".

"Él se fue con otra, pero yo todavía lo quiero y no me interesé en otro hombre", comenta María, de casi 50 años. "¿Dinero? Nunca me dio un solo centavo. Llegué hasta sexto primaria, y cuando me dejó tuve que vender ropa y lo que pudiera para sacar adelante a mis hijos".

Según Hilda Morales, abogada, al momento de la separación, no importa edad o posición social, las mujeres siempre salen perjudicadas. Menciona que cuando pertenecen a un nivel económico alto, también corren el riesgo de quedarse en la calle: los hombres pasan los bienes a sociedades anónimas y a la hora del divorcio no tienen nada a su nombre.

En el caso del hombre clase media, éste traslada sus pertenencias a nombre de algún hermano, y con el apoyo del jefe declara un salario falso, con lo que consigue pagar una pensión mucho más baja. Las mujeres de escasos recursos tienen que hacer casi un regateo de alimentos, y los hombres prefieren dejar el empleo antes que pasar un pago para ellas y sus hijos.

"Obtener una pensión digna al momento del divorcio es difícil", comenta Hilda. "En ocasiones se logra que la casa quede a nombre de los hijos, pero cuando cumplen la mayoría de edad, la madre tiene que salir".

Es común que sean los hijos de las mujeres mayores de 50 años quienes impulsan y costean el divorcio de ellas, porque con el tiempo se dan cuenta de lo que su madre tuvo que soportarle al padre.

Para las de menor edad es más difícil. En innumerables ocasiones, el casamiento precoz trunca la continuación de los estudios, les impide insertarse en el medio laboral sin currículo ni experiencia y les dificulta conseguir un buen ingreso. Por otro lado, los bajos salarios implican horas extra de trabajo. Ellas buscan la manera de sacar adelante su hogar a como dé lugar. La venta de ropa, de artículos por catálogo, levantado de textos y un sinfín de alternativas son formas de sobrevivencia.

Los años pasan y por lo general somos nosotras quienes sacrificamos estudios, amistades, la vida y hasta la libertad. Lograr establecer con la pareja "lo mío y lo nuestro", como dice Clara Coria, es fundamental. Para que solas, aunque duela, tengamos los instrumentos para volar.

[índice]

 

¿Se pacta la exclusividad?

María Dolores Marroquín, guatemalteca, socióloga feminista

 

Parece que para muchas personas la fidelidad es fundamental, pero es algo de lo que no se habla: es implícito en la relación de pareja. Sin embargo, se percibe que la fidelidad es más cuestión de las mujeres, porque socialmente a los hombres se les permite más, aunque por supuesto nadie quiere engañar ni que le engañen.

A 20 personas (mujeres y hombres) les pregunté si han hecho acuerdos sobre la fidelidad con sus parejas y sólo tres contestaron que sí; las demás no lo han hecho porque la dan por sentada.

Para las mujeres, hablar de la exclusividad en la relación tiene diversos matices: alguna lo plantea para evitar los sufrimientos del pasado a partir de traiciones y engaño; otra lo ha abordado porque desea tener las reglas claras. Y un hombre expresó que su intención era dejar sentado que sobre ese tema no se hablará más porque las normas están dictadas.

Asimismo, las mujeres que no tienen acuerdos de exclusividad con su pareja nunca lo han abordado a manera de pacto pues consideran que es algo "de cajón", pero fundamentalmente porque algunas saben que a sus hombres cierta vez se les puede ocurrir echarse una canita al aire que no será algo importante. Para otras, hablar del tema significaría abrir la posibilidad de permitir que los hombres tengan otras parejas simultáneas.

A ellos les resulta más difícil hablar del tema por varias razones: para empezar, consideran que las mujeres son fieles por naturaleza -aunque algunas celosas-; creen que hablar de esto es hablar de más porque entonces ellos pierden la posibilidad de tener relaciones esporádicas que explícitamente no han sido prohibidas. El asunto es mantener este tema vigente pero subliminal, no explícito, para no perder privilegios y oportunidades.

A partir de esta pequeña investigación me pude dar cuenta que el asunto de fidelidad e infidelidad es muy importante. Es algo por lo que muchas personas se preocupan constantemente. Algunas giran su vida de pareja alrededor del tema; a otras les sirve de chisme; para unas es un privilegio tener una pareja fiel, en tanto la mayoría considera que no sirve hablar del tema porque de todas maneras "los hombres son iguales" y "siempre van a tener a otras".

Lo que sí puedo concluir es que la mayoría de personas que no tiene acuerdos o pactos sobre la exclusividad o amplitud de la relación está con sentimientos de conformidad o con más inseguridad sobre su pareja en este sentido, que lo que sienten las que sí tienen pactos, pues sus relaciones son más claras y las reglas están puestas.

Yo creo que es mejor hablar de estas cosas, aunque nuestra sociedad y las personas que nos rodean no estén acostumbradas a abordarlas. El hecho de sacar a luz asuntos tan importantes va haciendo que se vean como algo que puede ser parte de las certezas de la vida, porque es importante construir la confianza en la pareja y esto sólo se puede hacer a partir de hablar claro.

[índice]

 

Fidelidad no es sinónimo de salud

... ni infidelidad debe serlo de enfermedad

Laura E. Asturias, laCuerda

 

Se ha difundido por el mundo, sobre todo a raíz de la epidemia del sida, la noción de que la fidelidad es una especie de "vacuna" contra las infecciones de transmisión sexual (ITS). El mensaje podría sintetizarse así (con corito de ángeles al fondo): "una persona casada se librará de cualquiera de estos terribles males si le es fiel a su pareja".

La simplista receta "fidelidad = salud" no es casual ni inocente; es parte de la agenda de buen número de iglesias que no han perdido el tiempo capitalizando la epidemia del sida para diseminar su mensaje moralizante contra las tentaciones de la carne.

Y no es que sea incorrecto o inoportuno promover la fidelidad. El problema es que el mensaje con que se la fomenta resulta inadecuado, particularmente en el ámbito de las ITS, pues -como bien se sabe- no son siempre las enseñanzas moralistas lo que orienta la conducta sexual humana. Los hechos evidencian una realidad muy distinta y, al menos para muchas mujeres, el matrimonio sigue siendo peligroso para su salud.

La receta de la fidelidad no toma en cuenta que se puede contraer matrimonio con alguien que ya esté infectado, digamos, por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), causante del sida, y que ignore estarlo. Es el caso de numerosas mujeres en el mundo que adquirieron el virus: su único factor de riesgo fueron las relaciones sexuales con sus propios maridos. Dado que el VIH puede tomar muchos años en destruir el sistema inmunitario, es de imaginar que esos hombres (algunos o un gran número) ya estaban infectados al momento de casarse, pero no fue sino años después que desarrollaron el sida.

La ciencia moderna lo ha determinado contundentemente: una mujer que sostiene relaciones sexuales continuas con su esposo infectado por el VIH, sin utilizar el condón en cada coito, corre un riesgo mucho mayor de adquirir el virus que una soltera que tiene encuentros sexuales con una o varias parejas usando cada vez el preservativo.

Otro hecho que convierte en contraproducente el mensaje de la fidelidad vinculada a la salud es que hay personas que no tienen ni están buscando pareja. En su vida no hay nadie a quién serle fiel, y en todo su derecho se niegan a obedecer el mandato de abstinencia de las iglesias. Afirman que cada persona es libre de tomar, sin coerción de ningún tipo, las decisiones que sólo a ella le competen, también en el ámbito sexual.

Muchas campañas orientadas a prevenir las ITS fallan porque asumen una postura moralista y autoritaria. Lo cierto es que al sector Salud y a las organizaciones dedicadas a esta área no debería incumbirles la moralidad de la gente; por el contrario, tendrían que orientar sus mensajes a que toda persona pueda protegerse adecuadamente en cualquier práctica sexual de su libre elección.

En pleno siglo XXI, es hora de superar la arcaica creencia de que la gente tiene relaciones sexuales sólo para procrear (más bien, dicho en buen chapín: ¡qué rico es coger!). Y cuanto más pronto se acepte esa innegable realidad, mucho más apropiados serán los esfuerzos que promuevan la salud.

 

¡Ponete las pilátex!

Lo que hagás con tu autonomía sexual es asunto sólo tuyo. Eso sí:

¡Que no te ganen las ganas!

El condón de látex, usado correctamente en cada coito,

es el único método que evita la transmisión del VIH y otras ITS.

[índice]

 

El deseo es plural

Edmundo Urrutia, guatemalteco, filósofo y sociólogo

 

O tal vez haya que decir: su carácter es múltiple. Aunque con la salvedad de un "depende". Hay quienes lo tienen más plural que otros u otras, y lo aceptan o se lo reconocen más. Pero hay que partir que la atracción ("el deseo en potencia") puede ocurrir en cualquier momento y nadie escapa a su imperiosa manifestación. Entonces, se convierte en acción, se transmuta en construcciones fantasiosas o simplemente se reprime. Si sólo del deseo se tratara, todos los seres humanos practicaríamos la infidelidad algunas veces, frecuentemente o hasta que el cansancio lo impidiera. Dependiendo, como se mencionó, de los temperamentos.

Pero no nos conducimos solamente por el principio del placer; lo hacemos también por su opuesto, el principio de realidad. Se escoge, se calcula, se decide, se consulta con la conciencia. La libertad deja atrás la lógica de la necesidad y de la satisfacción inmediata que preside la existencia del deseo. Porque el deseo se prende de la figura, del olor, de la presencia, de la mirada, y sólo claudica cuando las otras dimensiones del sujeto reconducen su impulso directo, sin mediación, urgente.

Los hombres son más libres de traducir el deseo en acto y, por lo tanto, ejercen la seducción más abierta y constantemente. O sea, toleran más en su mundo interior la infidelidad, aunque el grado de culpa también varía. Mentir no es fácil y el principio de la lealtad -cuando no ha desaparecido completamente- no deja de producir cierta inquietud y desasosiego. Por naturaleza o por cultura, el deseo del hombre se posa aquí o allá, con distinto grado de alegría y disposición, pues, como en todo, los límites de la generalización están bien claros. No todos somos iguales, no todos tenemos la misma capacidad de simulación, no todos tenemos el mismo grado de esclavitud ante el deseo.

Hay que aclarar, sin embargo, que existe la infidelidad como incursión, como aventura, como búsqueda de develar lo enigmático que tienen todas las mujeres. El amante épico del que habla Milan Kundera. Porque existe la otra infidelidad, la del estado permanente, fijo, definitivo o de largo aliento. En el hombre ésta se torna en una condición definitiva que desdobla el alma, perdiéndola. ¿Quién puede vivir con dos versiones de la realidad en el pecho? Aunque hay algunos que viven con tres, cuatro... ¿Quién no pierde el alma es esas condiciones?

Ésta es la dimensión trágica de la infidelidad: lo paradójico aparece cuando los hombres pasan de ser sujetos de la infidelidad a ser objetos de ella. Hace muchos años fui testigo de una historia que ilustra lo que pasa con un hombre cuando la mujer se atreve a volverse amante épica. El personaje hombre al que me refiero era un conductor de masas, un político inteligente que pasó por los desafíos más peligrosos, ingentes y desesperados. La capacidad de autocontrol fue ejemplar y su figura lo hizo disfrutar del regalo amoroso de muchas mujeres. Pero sucedió un día, como inevitablemente pasa. Su mujer tuvo una aventura y, entonces, el carácter flemático y el autocontrol desaparecieron. Fue la locura en él y la tortura en la mujer, impecable e implacable, persistente y sin fin. Ella huyó, pero descubrí que todos los hombres tenemos un lado oscuro, una especie de hombre lobo agazapado.

[índice]

 

Genéticamente infieles

Victoria Celada, guatemalteca gozosa

 

Creo que la fidelidad es algo en lo que una puede o no creer y se aprende muchas veces en casa, la iglesia, escuela o con las personas que nos rodean. Crecí en un hogar en el que no había. Toda la vida supe que mi papá tenía otros hijos y por supuesto otras parejas. Para mí se volvió algo normal tener hermanos de diferente mamá; siempre quise conocerlos y ahora tengo una buena relación con ellos y sus madres.

En mi caso nunca he sido fiel; puedo pasar mucho tiempo sola pero cuando estoy con alguien siempre llega "el otro". Algunas veces he sido "la otra", lo que tampoco me ha causado conflicto pues las cosas no se buscan, simplemente se dan. Nunca he sufrido de culpa; para mí ha sido algo muy natural y no veo tan grave que alguien quiera estar con otra persona, aun siendo feliz con su pareja. En el momento máximo del enamoramiento, muchos, si no todos, volteamos a ver a alguien más.

Tener otro es una aventura emocionante y chilera. Aunque nunca han sospechado de mí, hubo ocasiones en que mi galán me vio acompañada de mi "amigo", pero como el segundo siempre sabe, no hay clavo. Se vuelve una travesura con un cómplice, donde hay que buscar un momento y lugar para verse, platicar y hacer cosas juntos. Tengo alguien con quien siempre es él o yo que "quema rancho". Así han pasado varios años.

Creo que por naturaleza somos infieles, aunque se dice que ellos en mayor escala. Esto porque socialmente se les permite. Si un hombre anda con varias mujeres, es puto, admirado y envidiado, pero una mujer que anda con varios es puta y de lo peor. Por eso nosotras somos más discretas y no entramos en las estadísticas.

Con mis hermanos decimos que somos "genéticamente infieles". Y sí, definitivamente hay personas que pueden ser fieles, pero no sé si será mi caso algún día.

[índice]

 

El de piel canela

Miborah, guatemalteca

 

Después de 18 años de casada, la relación se volvió monótona y rutinaria. Empezaron a agudizarse los problemas con "Luis", mi esposo; perdimos la comunicación, los gestos afectivos y de cariño, y por último se deterioró el deseo de tener intimidad. Con tres hijos y a los 35 años me di cuenta que algo faltaba para sentirme completa.

Busqué la manera de salvar mi matrimonio. Consulté a un médico que lo único que consiguió fue hacerme sentir culpable; dijo que la frigidez y el bajo nivel de estrógenos me estaban atacando y que era yo la causante del problema. Empecé con un tratamiento hormonal que no dio resultado: sólo aumenté de peso y el deseo nunca llegó.

Intenté buscar ayuda con un consejero conyugal, pero como "Luis" no aceptó que teníamos problemas, allí quedó todo. Cada día que pasaba me sentía más frustrada y vacía.

Sin imaginarlo, un día mi vida cambió. Nunca pensé que, en la clase, un hombre de ojos claros y piel canela iluminaría mi vida. El profesor me enseñó lo necesario para aprobar el curso... y algunas otras cosas. Nos conocimos más allá de la materia, empezamos a salir, intercambiamos experiencias y fluidos. Descubrí entonces que no era yo la del problema, mis estrógenos estaban bien, y de frigidez, nada.

Entré en conflicto y culpa debido a lo que la iglesia y la sociedad dicen de la infidelidad; sentí que mi conducta era errónea, pero al tiempo dejé de verlo como un engaño. "Luis" se enteró y tuvimos problemas serios; le echó la culpa de nuestro fracaso al hombre que me devolvió los momentos gratos que hacía tanto yo ya no disfrutaba.

Después de 18 años de matrimonio "Luis" olvidó lo importante de la comunicación, los gestos de amor y las salidas al cine o a comer para fortalecer la relación.

La experiencia que viví por poco me cuesta la vida, pero también me hizo crecer y vivir de nuevo. En un momento difícil, el de piel canela expresó de muchas maneras su cariño hacia mí. Hoy lo recuerdo con afecto y a veces con nostalgia. Sus sentimientos me ayudaron a salir de una rutina que me estaba consumiendo.

[índice]

 

Relaciones abiertas: ¿Mito o realidad?

Roberta Morales, fiel leyente de laCuerda

 

Las relaciones abiertas se dan cuando quienes integran una pareja acuerdan la posibilidad de establecer relaciones de algún tipo con otras personas. No se está hablando de tener dos parejas, sino una relación distinta que permita encontrarse y compartir.

Estas relaciones son por un lado oportunidad y por otro dificultad. Lo primero porque posibilitan relaciones libres que se contraponen al sentido de posesión, exclusividad y territorio propio. Son difíciles porque la norma es la exclusividad, la propiedad, y no estamos acostumbradas a compartir lo que suponemos nuestro.

La tendencia de pensamiento y sentimiento cuando tenés una pareja es que es tuya; se da un sentimiento de pertenencia mutua, de que sos la única. A veces la discusión es sobre la posibilidad -o no- de tener relaciones sexuales con más de una persona; otras veces se discute no sólo el encuentro sexual sino la relación y los sentimientos que ésta puede despertar.

Las relaciones abiertas suscitan mucha discusión y controversia pues tienen que ver con la fidelidad, tema muy arraigado en nuestra educación. Sin embargo, las relaciones abiertas no discuten la fidelidad, pues se dan de común acuerdo, con un proceso muy profundo de comunicación que permite reconocer las amplitudes y fronteras de cada persona involucrada. No hay engaño: hay conocimiento; no hay infidelidades: hay acuerdos.

La experiencia no es fácil, ya que la tradición y los pensamientos en nosotras nos enfrentan con situaciones complicadas. La comunicación es fundamental: es la única arma para ir solucionando los conflictos emocionales que se dan como expresión de estar rompiendo esquemas muy arraigados.

Las relaciones sentimentales son oportunidades de aprendizaje y crecimiento, de reconocernos a nosotras mismas en relación con otras personas y conocerlas más profundamente. Permiten romper esquemas, cuestionar nuestras formas más íntimas de pensamiento, compartirnos con la ternura más grande y crecer al atrevernos a hacer lo que no es correcto, lo que es una locura, lo que no se debe y lo que todo el mundo desaprueba.

Sólo teniendo la experiencia se puede decir si es o no una locura, si se debe o no. La posibilidad de hacerlo depende de la gente involucrada, de su madurez y sus posibilidades de ser libres; sobre todo, del respeto profundo a las personas, pues estas relaciones no se tienen para hacer daño, sino para vivir el más profundo de los sentimientos que es el amor.

[índice]

 

Soy culpable de todo y lo disfruto plenamente

Fabiola Blasco, socióloga y poeta española, residente en Guatemala

 

Crecí bajo la idea del respeto por los límites sociales, aquéllos que definen lo que se nos permite hacer, y con una serie de principios que siempre parecieron estar escritos con sangre. La sola mención de la palabra, "adúltera", ha sido por sí misma una especie de título reservado para las mujeres corruptas, malas, sucias, pecaminosas, desleales. Es la palabra con el suficiente poder de reunir todos los castigos del infierno y hacer caer sobre nuestras cabezas el señalamiento, ser marcadas con la mácula y la letra escarlata. Pero aquí estoy, cruzando la sacrosanta frontera y con una relación que ya ha durado más de un año que me resulta inmensamente seductora. Dicen que la gente anhela explorar su lado oscuro. Yo me encuentro sencillamente motivada por los sentimientos compartidos de complicidad, lo cual ha creado un poderoso vínculo. Sí, soy culpable de todo y lo disfruto plenamente. Hay poco que hacer al respecto.

Los más altos tabúes han perdurado por siglos; siguen cobrando facturas de precios muy altos pero aún se siguen emitiendo. Pero, ¿no bastan todos esos siglos de aprendizaje humano para detenerse por un momento y preguntarse si la civilización es suficientemente madura para pasar a un segundo estadio, y responsabilizarse por sus relaciones maritales tanto como por las extramatrimoniales? Obviamente la respuesta siempre será un 'no': los seres humanos nos hemos acostumbrado a ser territoriales. Conciliar ambas esferas parece siempre una tarea imposible y por demás prohibida. Yo, a nombre propio y recordando que miles de personas se mueven y moverán por el terreno de lo ilícito, me devano el coco y me hago aquellas preguntas que supuestamente no se hacen quienes proyectan la imagen de ser personas satisfechas. Hoy por hoy mi única misión se reduce a explorar las alternativas prohibidas frente a un mundo que se limita -de manera cómoda y borrega- a la ecuación del blanco y el negro. Para principiar, dicen que escoger es renunciar. ¿Por qué? ¿No es esta sentencia una visión estrecha? A través de esta experiencia compruebo que en toda ambivalencia subyace la posibilidad de estimular, reivindicar y revivir el interés por el amor romántico, los mimos, el placer físico y mental.

Según Robert Greene, "la mayoría de las personas tienen sueños que se hacen añicos o se acaban con los años. Se sienten desengañadas por la gente, los hechos y la realidad, que no se ajustan a sus ideales juveniles". Pero, descartando el matiz del desencanto y la pérdida de las ilusiones juveniles, lo cual es demasiado fácil, cuando un segundo amor toca a la puerta en la madurez el asunto se transforma en un regalo inesperado, de manera frontal pero incluso responsable. El simple color de la aventura desaparece para transformarse en un sentimiento que nos hace recordar cómo es que funcionaban ciertas partes del cuerpo; se reviven sentimientos encajonados y comportamientos olvidados. El peso de la cotidianidad pasa a segundo plano y nuestra huida encuentra refugios que se transforman en algo indispensable por su carencia de cargas rutinarias y el constante estímulo del yo.

Es bastante difícil de explicar. Podréis acusarme de liviana y de crear falsos espacios de seguridad. Pero esa expectativa constante, que te devora el alma y el morbo, es la que te confunde para estimular la vida interior. Ese e-mail que llega diariamente a mi dirección personal es la presencia que me excita, esa voz entre las sábanas del adulterio es la que me otorga la posibilidad de no verme como el florero en la esquina de la casa. Es una dosis de energía que me proyecta como ser deseable. Extraordinariamente superior.

[índice]

 

Hablando de mujeres y traiciones...

Lucía Escobar, laCuerda

 

"...Se fueron consumiendo las botellas", luego la música, la luz y de último la conversación. La plática, como otras tantas noches, giró alrededor de la infidelidad y todas sus pequeñas, mezquinas y a veces maravillosas variantes. El comportamiento humano es tan impredecible como las posibilidades existentes en la Tierra. Si no, basta ojear una biblioteca, encender la radio o la televisión y ahí encontraremos toda una gama de situaciones amorosas complicadas y simples como la vida misma.

Son las telenovelas espejos deformados, patéticas representaciones de la vida que sirven como ejemplo para que miles de mujeres y hombres crezcan con ese único y estúpido patrón de comportamiento. En los culebrones mexicanos, por ejemplo, la infidelidad del galán siempre se debe a las hábiles mañas de la villana, quien logra emborracharlo para seducirlo contra su voluntad. Y en cambio, la infidelidad femenina no existe (sólo las equivocaciones al respecto). Si no, recordemos la terrible historia de Verónica Castro en "Los ricos también lloran", cuando ella, luego de sufrir un desmayo, se ve atendida por un buen amigo, al que lo cachan justo en el momento en que está depositándola suavemente en la cama.

Hay, por supuesto, de infidelidades a infidelidades. Todos recuerdan la famosa quemada de rancho del millón de dólares y una Demi Moore obligada a acostarse con Robert Redford para lograr salvar la casita de sus sueños.

Existen también las mujeres infieles pero sacrificadas como en "Los puentes de Madison", todo un ejemplo de las madres que prefieren la felicidad de su hogar a la propia. Del otro lado de la moneda están las infidelidades en primer grado (con agravantes) como aquello que cantaba la ahora confesa y arrepentida evangélica Yuri: "Amiga mía, sé que estoy robándote al hombre de tu vida", o la María Conchita Alonso con la clásica excusa "fue una noche de copas, una noche loca".

A los engañados no les quedará otra que esperar a "que no les digan en la calle: el venado, el venado". Y es que difícilmente hay hombres como Perales que se limitan a preguntar "¿y cómo es él, en qué lugar se enamoró de ti?" O el colmo de las sumisas que dicen "tú me admiras porque callo y miro al cielo, porque no me ves llorar". No como el descaro de algunos trovadores como Sabina y sus odas a la infidelidad, o el mismo Luis Eduardo Aute, quien le dice a su mejor amigo: "Una de dos: o me llevo a esa mujer o te la cambio por dos de quince", y se arriesga a que sea Pablo Milanés el que le conteste "la prefiero compartida antes que vaciar mi vida".

Lo peor es que las relaciones pueden llegar a niveles insospechados de complicaciones, como en la película "Random Hearts", y su versión sonora a cargo del guatemalteco Arjona en "Historia de un taxi". Aunque a veces la culpa sea de ellos -quienes muy seguros dicen: "Yo quiero que te besen otros labios para que me compares hoy como siempre"-, lo que no saben es que el "amante bandido" bien puede ser Miguel Bosé y todo terminar dramáticamente como en "Cruz de navajas", de Mecano.

Pero para no ponernos dramáticas, ahí les va un chiste:

Están un hombre y una mujer en la cama, cuando suena el teléfono. Ella atiende y dice: "¿Sí?... Está bien... No te preocupes... De acuerdo, adiós". El hombre le pregunta quién era y la mujer responde: "Era mi esposo; dice que llegará tarde porque está cenando contigo".

 

Para ver en la oscuridad

Para leer

"The Piano" (Jane Campion)

"The Graduate" (Mike Nichols)

"Sé infiel y no mires con quién" (Fernando Trueba)

"Atracción fatal" (Adrian Lyne)

"Sex, Lies and Videotape" (Steven Soderbergh)

"Lunas de hiel" (Roman Polanski)

"Eyes Wide Shut" (Stanley Kubrick)

"Amores perros" (Alejandro González)

"Las mil y una noches" (anónimo)

"Madame Bovary" (Gustave Flaubert)

"El amante de Lady Chatterley" (D.H. Lawrence)

"El amante del volcán" (Susan Sontag)

"Cuentos de mujeres infieles" (Antología de Mario Benedetti)

"La pasión turca" (Antonio Gala)

"Los diarios de Anaïs Nin"

"El Decamerón" (Bocaccio)

[índice]

 

Adulterios

Maurice Echeverría, guatemalteco, escritor

 

Hay un mandamiento de todos sabido que desaconseja vivamente el adulterio. Esto está escrito en las Tablas que Dios le entregó a Moisés, pero por aparte, si usted es ateo, está escrito en las Tablas del Sentido Común. Los adulterios suelen encallar mal, y si hay un ejemplo que funciona correctamente hay otros diez para desmentirlo. Se me ocurre uno bastante vistoso: el de Verlaine y Rimbaud, que terminó con un lujurioso y pasional plomazo, hace unos ciento treinta años, un diez de julio. Los amantes terminaron odiándose.

Adrian Lyle ("Nueve semanas y media") está empecinado en demostrarnos que la infidelidad se paga cara. En los ochentas, muchos enardecidos adúlteros del planeta dejaron súbitamente de serlo tras ver el muy afamado 'thriller' "Atracción fatal", y hasta la fecha el efecto en quienes lo ven suele ser el mismo. Sin embargo, a Lyle no le bastó hacer una película, tuvo que hacer otra con el tema. Y apareció "Unfaithful" (2002), con Richard Gere, Diane Lane y Olivier Martinez.

El triángulo es una trampa de la geometría cuando de relaciones se trata. Diane Lane es aquí una esposa ni siquiera infeliz, que comienza por azar y continúa de buena voluntad un intercambio de fluidos más que jocoso con un francés, joven, enamorado de los libros, en fin buenazo, interpretado por Olivier Martinez. Cuando su esposo se entera, lo mata. Los casados se transforman a partir de ese momento en cómplices de un crimen, aparte de padres.

La lección de "Atracción fatal" tenía su advertencia: la Otra es una loca, la Otra es una desquiciada, la Otra es una obsesa. La lección de Infiel es también interesante: su esposo, sí, su buen y grato esposo, es un asesino; el hombre con el cual ha compartido cama, dolores y esperanzas es un homicida. Vive en un callado rincón, es un padre titular, conserva después de muchos años las buenas maneras y los pequeños detalles, pero no por ello deja de ser un asesino. Sólo es cuestión de ponerlo un poquito nervioso.

En realidad, un tema viejo. "Otelo" nos muestra cómo un hombre virtuoso cae en pecado a causa de los celos. En el caso de "Otelo", el crimen es la conclusión severa de la historia.

En el de "Infiel", sin embargo, el crimen lo que hace es truncar las posibilidades especulativas de la trama. En efecto, si hay algo molesto en la película es que las otras dos puntas del triángulo pierdan el control, cuando lo interesante, lo realmente único hubiese sido que sólo la involucrada se fuera de cabeza. Al asesinar al amante, el esposo le está dando a su mujer una suerte de cordial pasaporte para escapar del territorio de la ética. El asesinato desdibuja el adulterio.

Por otro lado, cuando el esposo encara al amante, éste cesa de ser un hombre audaz y consumado, puesto más allá del bien y del mal, en el terreno puro de la lujuria creadora, para simplemente caracterizar a un crío que no sabe a qué se ha metido. Dentro del esquema dramático del filme, el amante no está en igualdad de condiciones. Es una debilidad imperdonable.

¿No sería más inquietante, más profundo, si la pesadilla tocase solamente, insularmente, al personaje representado por Lane? Acorralada: de un lado el marido perfecto, el portador de valores; del otro, el amante transgresor, el portador de libertades. Y ella perfectamente confundida, suspendida en un dilema puro. Entonces la película no hubiese quedado en mero 'thriller' con su pasión y su sangre: se hubiese convertido en un espacio privilegiado para analizar el tema fascinante, inconcluso, sugerente, y poderoso, del adulterio.

[índice]

 

Peteneras

Anamaría Cofiño K., laCuerda

 

En España, cuando hablan de peteneras, se entiende que son canciones. En Guatemala, hablamos de mujeres que habitan el departamento de Petén, uno de los más marginados. Las peteneras pueden tener distinto origen: muchas son indígenas q'eqchi'es que migraron buscando tierra; otras vienen de departamentos de oriente, con el sueño de encontrar de qué vivir; hay quienes llegaron desde la costa o el altiplano, sea por la guerra o por razones personales. Las nacidas allí son oriundas de cualquiera de los 12 municipios que conforman este extenso departamento del norte del país.

Siempre con el afán de dar a conocer el quehacer, sentir y pensar de las guatemaltecas, conseguimos apoyo y contactos para hablar allá, en persona, con mujeres que viven una realidad llena de carencias y dificultades que unas padecen con zozobra y otras enfrentan como desafíos.

 

La Libertad y Santa Elena

El camino a La Libertad no está asfaltado. Muchos agujeros y baches en el trayecto me permiten apreciar lentamente un paisaje de ranchos de ganado y cerros deforestados. La presencia de Elena, una compañera de CNOC, me hace más entretenido el viaje en microbús.

En aquella comunidad de nombre tan importante visité una organización llamada Asociación Oxlajú Tzuul Taq'a, que en español significa Trece Cerros y Valles. Me informan que fue creada en 1998 por un grupo de ancianos y catequistas que estaban preocupados -luego de la firma de los Acuerdos de Paz- por hacer efectivas varias demandas que en ellos quedaron plasmadas y con la esperanza de resolver algunos de los problemas que les aquejan. La idea era hacer peticiones a instancias del gobierno sobre las necesidades que tienen sus comunidades, básicamente las relacionadas con salud, educación y cultura. Entre los ejes establecidos como institución también aparece el de género, gracias al cual se incluyó a las mujeres.

"En las capacitaciones damos a conocer que es igual hombre y mujer, misma dignidad y mismos derechos. Ya la gente entendió que tienen que tener iguales oportunidades", dice Raúl Choc, secretario de la Junta Directiva, quien nos atiende al llegar. Hay una sola mujer en esa instancia conformada por siete personas que representan a 10,678 familias asociadas.

Como parte de su política de género, decidieron crear un comité de mujeres que se bautizó Rax K'iché, Montaña Verde. De ello nos habla Ofelia Choc Cuz, su presidenta. "Antes no pensamos que tenemos derecho a participar; hay mujeres que tenían vergüenza. Ahorita ya estamos trabajando con instituciones". Asegura que los talleres y capacitaciones de Participación Ciudadana, Derechos Humanos, Incidencia Política, etc. las han ayudado para dejar el miedo. De Oxlajú reciben un 10 por ciento del presupuesto para llevar a cabo sus actividades. No contar con fondos propios les limita el trabajo y la movilización. Actualmente reciben asesoría de Ana del Rosario Cho de Paz, una joven trabajadora social, quien durante tres meses cuenta con financiamiento para ello.

Carmelina Coy Chua, tesorera del Comité, dijo: "Dialogamos para que las mujeres de las comunidades tengan una organización, jun molam, que las ayude, sobre todas las necesidades". Con sus apreciaciones coinciden Juana Choc y Ana Isabel Carchí, vocal y secretaria respectivamente. Entre todas entablamos una charla que algunas traducen al q'eqchi' en voz baja. Lo que más piden en las comunidades -afirman- es agua potable. "Hay veces que se seca el agua y hay que ir muy lejos para sacarla. También hacen falta molinos de nixtamal, letrinas, pilas. Queremos un chivo, ganado para engordar".

Cuando finalizo les pido que manden un mensaje para quienes van a leer la entrevista, y dicen así: "En el grupo Rex K'iché pensamos que todas las mujeres tenemos derecho a la participación, tz'aqonik. Queremos que nos tomen en cuenta. Si hay algún departamento donde no están organizadas, que lo hagan para poder salir adelante todas. Tal vez no podemos opinar mucho, pero algo, un poco, estamos trabajando".

En Santa Elena, esa población del tercer mundo que allá es ciudad, fui a visitar Ixqik, una de las organizaciones de mujeres del departamento. En un local bastante agradable, ordenado y fresco, platico largo rato con Olga Urízar, coordinadora del grupo de 24 socias activas, quien responde con soltura y sensatez a todas mis preguntas. Sus proyectos, debidamente establecidos con la Planificación Estratégica, son: Educación Formal, Capacitación Integral y Organización, Documentación, Incidencia y Violencia contra las Mujeres.

De nuestra amena conversación puedo resumir su evaluación sobre la relación que el Movimiento de Mujeres de Petén ha mantenido con instancias del Estado. Ellas consideran que en algunos espacios han tenido éxito y han alcanzado metas, pero actualmente la Comisión de Género que se había integrado para hacerle propuestas al Consejo de Desarrollo está más o menos desarticulada. Su visión al respecto es que se reactive con algo concreto y así incidir políticamente sobre un tema específico.

También rescato un problema que ellas consideran grave y al cual dedican tiempo y esfuerzo. Se trata de las mujeres migrantes, que llegan sin documentos, con una larga serie de necesidades, y muchas veces también son víctimas de violencia o del negocio de trata de blancas. Ixqik ha mantenido vínculos con la Mesa Nacional para las Migraciones, con otras organizaciones sociales e instituciones estatales para promover, defender y divulgar los derechos de la población migrante, así como participar en proyectos que les favorezcan. Por su medio y a través de diversas actividades, esperan que la sociedad y las instancias gubernamentales se sensibilicen sobre este problema y le busquen soluciones que alivien a la gente que va de paso o llega de otros lados a Petén.

Con las colegas de Ixqik hablamos de otro problema que está afectando a buena parte de los grupos que intentan llevar a cabo proyectos de beneficio social a través de organizaciones civiles: la dependencia de las agencias donantes y la búsqueda de vías independientes para alcanzar una verdadera autonomía. A muchas nos preocupa el riesgo de quedarnos sin fondos para funcionar y no poder continuar con lo que hemos iniciado. De esa cuenta, Ixqik, al igual que muchas ONGs, está trabajando para generar sus propios recursos financieros. De momento está vendiendo productos naturales elaborados con plantas locales, como el escobillo y la caoba, de las cuales producen shampoo. Son conscientes de las dificultades que entraña ingresar al mundo empresarial y tratar de competir en el mercado para obtener beneficios. Tienen la idea de abrir una farmacia o una papelería.

Por descabellado que suene, me parece que allí hay un deseo claro de seguir luchando por lo que se cree, cueste lo que cueste. Y la verdad es que, viendo todo lo que han logrado hasta hoy, a una le queda la certeza de que nada las va a detener.

[índice]

 

Bicho raro

Virginia del Águila, guatemalteca, periodista

y comunicadora social con experiencia en periodismo cultural

 

Siempre me sentí distinta a niñas y niños de mi edad y no era para menos. Al morir mi papá, me convertí en hija de mamá soltera. Una especie de escándalo en plenos años 70, cuando aún estaba de moda la "familia funcional" con papá, mamá, hijos, carro y perro.

Mi sensación de ser un bicho raro aumentó con el tiempo porque mi mamá también era trabajadora. Pero la percepción no era exclusiva: a los ojos de mis compañeras de clase (en colegio de señoritas a cargo de monjas gringas), yo era -en efecto- un ser bizarro, ajeno a sus realidades.

Tan distinta era yo que, en primer grado, osé sugerir que como regalo del Día de la Madre hiciéramos un portalápices o un pisapapeles. Algo que mi mamá/secretaria pudiera usar en la oficina, porque las demás sugerencias (delantales, limpiadores y tablitas de notas para la cocina) se me hacían de lo más inútiles para ella. En casa, mi abuelita estaba a cargo de la cocina.

Nunca olvidé la expresión generalizada de asombro y extrañeza que me dedicaron 30 brujitas de siete años. Porque, para empezar, yo no era participativa. Y cuando tuve las agallas de hacerlo, me atravesaron miradas de cuasi repudio y un chillido escandalizado de "ése no es un regalo para la mamá... ¡es para el papá!"

Hace 20 años, esas chavitas tuvieron la excusa de que "éramos chiquitas... no sabíamos". Pero me atrevo a afirmar que los esquemas mentales del 90 por ciento de ellas no han cambiado. Igual que muchas otras, son las propias mujeres quienes se siguen limitando a pensar que sólo "sirven" para determinados roles, oficios, tareas y entretenimientos. Y suelen ser las mujeres con más oportunidades (económicas, académicas, sociales) quienes prefieren seguir con un maní por cerebro, pensando que "el rosado es para las nenas y el celeste para los nenes".

Temen mostrarse inteligentes, aguerridas, inquisidoras, mentalmente agudas o perspicaces. Mucho a lo que yo ya no temo. Cuando vuelvo a encontrarme con estas señoras (felizmente amarradas a casa, hijos y marido), me preguntan con falsa cortesía "¿Qué hacés?" ¡Puchis! Nueve años de periodismo en periódicos nacionales y ni por casualidad se toparon con una de mis notas.

Mi ego no se ofende, pues da lo mismo. Podría decirles que estoy a cargo de un laboratorio espacial, que soy corredora de bolsa en Tokio o que soy la presidenta del Congreso. Porque lo que ellas se mueren por saber es "¿Ya te casaste?" No, ¡para nada! (Me ven asustadas). "Pero... tenés novio, ¿verdad?" No. (Casi están aterrorizadas). Se abrevia la cháchara, gusto-de-verte-nos-hablamos-"bay-bay".

Vuelvo a sentirme como bicho raro. Pero ahora la sensación me hace feliz. Soy inteligente, he hecho carrera por esfuerzo propio, he conseguido satisfacciones profesionales que ninguna de ellas ha siquiera imaginado. Y por supuesto, si llego a tener una hija, me sentiré feliz y orgullosa cuando me regale un pisapapeles para ordenar mis documentos junto a la computadora.

[índice]

 

Amigas y hermanas... Adelante, Johanna

Marta Godínez, guatemalteca, estudiante de Economía

 

Para poder escribir estas líneas estuve dándoles vuelta a varios temas y por fin me decidí. Es la primera vez que lo hago y es tan difícil, ya que no aprendimos a decir lo que pensamos, mucho menos a escribirlo.

El día de ayer me tocó visitar a mi hermana. No lo tenía planeado y me sentía un poco incómoda de hacerlo. Dentro de mí todavía no estaba convencida, pues habíamos tenido un disgusto por teléfono debido a que ella tomaba una decisión que, según mi criterio, no era correcta.

Mi otra hermana me llamó y dijo "ahora te toca ir". No dije nada; sólo obedecí.

Cuando íbamos por el camino me sentía tan insegura de cómo saludarla o qué preguntarle. No sabía realmente qué decir por los problemas de violencia que ella había atravesado, y por la rabia e impotencia que en mí habían provocado, al no poder ayudarla como ella lo pedía.

En mi vida nunca le había dado un beso. Al mirarla, mi primera reacción fue darle uno, y lo hice más que como una hermana: lo hice como amiga. Es tan raro lo que pasó en mí.

Lo que puedo decir es que cuando hemos crecido en familias tradicionales realmente no nos sentimos como una familia; no fuimos educadas para ser amigas y amigos entre hermanas y hermanos, y no digamos con nuestros padres. Al entrar a la casa de mi hermana y conocer dónde vive, sentí que ella está cambiando y sufriendo, pero ahora es más consciente de qué hacer y quién trata de ser.

Las mujeres que sufrimos la violencia que nos impone este sistema estamos despertando, tratando de cambiar, y me pregunto si con nuestras actitudes lo podremos lograr. Creo que sí. Debemos encontrarles sentido a nuestras vidas para que tengan el sentido que queremos. ¿Hemos perdido esa sensibilidad, o nunca la hemos tenido? es lo que me pregunto...

Al encontrarme en el lugar, recordé cosas que habíamos pasado cuando fuimos niñas, las regañadas que recibimos y el poco amor que habíamos cultivado entre nosotras. Al ver a nuestras hijas e hijos pude entender que este sistema nos ha despojado de la sensibilidad. Lo más lamentable es que lo descubrimos varios años después; mi hermana ya lo descubrió y está en ese proceso de sanación.

Ahora me queda ser una amiga y una hermana, para que juntas paremos la violencia y construyamos una vida feliz.

Hoy reconozco que hemos perdido mucho tiempo y no hemos sido ni hermanas ni amigas; nos alejamos en este proceso que ella y yo estamos pasando por la violencia. Creo que podemos rescatar cosas para que volvamos a ser felices.

[índice]

 

No me asumiré infiel

Laura E. Asturias, laCuerda

 

¡Nada de eso! Y mucho menos creeré que le fui desleal. Babeando por él, hice todo lo que se espera de una "buena esposa". Más todavía pues, a diferencia de algunas, no estaba preparada para todo lo que implica el titulito de "mujer casada". Otras ya saben al menos cocinar un poco. ¿Yo? ¡Pfff... qué va! Nunca me había interesado la cocina; apenas sabía preparar huevos estrellados a la ranchera o revueltos con jamón. Así que me tocó aprender casi desde cero. Y lo hice muy bien. Nada de comiditas para salir del paso: al menos tres estrellas merecían mis guisos cotidianos.

Asumí muchos otros menesteres como parte de ese convenio incierto que es el matrimonio. Rápidamente aprendí a usar la modernísima máquina de coser que vino entre los regalos de boda y yo misma hacía sábanas (inclusive cobertores con elástico), fundas, cojines, cortinas, manteles... También le remendaba sus calcetines, reparaba cuanta prenda suya se descosiera y llevaba sus zapatos donde el zapatero. Hacía las compras y administraba todo lo del hogar. Menudas tareas.

¿Infiel? Bueno... No recuerdo que al casarme le haya cedido mi cuerpo en propiedad exclusiva. Asumo mi parte de responsabilidad por la forma en que se agrió esa relación, aunque también en eso era ignorante. ¿Qué sabía yo hace 25 años? Cuando las cosas empezaron a ir mal, ni se me ocurrió sugerirle terapia de pareja porque entonces era noción desconocida. Había dos caminos: o te callabas la boca y aguantabas, o sencillamente te ibas si ésta era una opción viable.

No me quedaba callada. Pero parece que a él mucho de lo mío le resbalaba. Así, ante la imposibilidad emocional de separarme de él, "me le fui" enamorándome de otro. Y aunque eso no pasó de ser un fogonazo, entendí que el problema no era mi "infidelidad", sino las deficiencias de la relación matrimonial. Ese esposo mío no era para mí. Ni yo para él. Entonces me fui, ahora sí, con mi par de hijos y las pocas pertenencias que pude sacar de esa casa.

¿Que si fui desleal? En absoluto. Ahí estuve siempre como buena compañera y esposa. Y si me achacan que fui infiel, se me ocurre decir que sus actitudes hacia mí -los oídos sordos o la toma de decisiones trascendentales sin realmente considerar mis opiniones o sentimientos- fueron mucho más desleales que cualquier "desliz" que yo, dueña de mi propio cuerpo, me haya permitido.

[índice]


Cómo se concibe la interculturalidad en Guatemala

Francisca Gómez, guatemalteca, maya k'iche'

 

Es interesante analizar las diversas formas de concebir la interculturalidad en Guatemala. Por lo regular se plantea con un enfoque equívoco al sustentar los derechos de los Pueblos Indígenas restringidamente, enfatizando sólo los idiomas, indumentaria, costumbres y en el patrimonio cultural del período prehispánico.

En instancias del Estado se observa la presencia de mujeres y hombres indígenas, pero en su mayoría ocupando puestos técnicos y con mínima participación efectiva en la toma de decisiones.

De igual manera, se ha estigmatizado a las mujeres indígenas en los materiales educativos o informativos (afiches, trifoliares, textos, etc.), donde se concibe a las mayas en particular con dos trenzas, el cabello partido a la mitad y sandalias.

Desde el Estado, en el campo educativo aparentemente se está abordado con mayor "amplitud" el tema de la interculturalidad. Sin embargo, la educación bilingüe intercultural se enfoca sólo hacia los Pueblos Indígenas y con mayor énfasis en el área rural y los niveles preprimario y primario. Pareciera que se continúa pensando que educación bilingüe intercultural es únicamente la facilitación del aprendizaje del idioma maya al castellano y/o la traducción de contenidos del castellano a idiomas mayas, y en algunos casos la inclusión de temas relacionados a las culturas indígenas. Ante esto surge la pregunta: ¿qué se está concibiendo por educación bilingüe intercultural?

En su sentido amplio, ésta es un proceso educativo cuya visión se concretiza principalmente en currículas educativas estructuradas y organizadas desde las concepciones indígena, ladina y universal, con sustento étnico y de género. Ha de implementarse en los niveles preprimario, primario, básico, diversificado y universitario en los ámbitos urbano y rural del país, con la finalidad de formar ciudadanas y ciudadanos conscientes de la imperiosa necesidad de hacer cambios estructurales desde la construcción de un imaginario social y político incluyente y equitativo.

En el abordaje de la interculturalidad, la perspectiva de género es necesaria porque, histórica y actualmente, las guatemaltecas, y en particular las indígenas, hemos tenido que afrontar triple o cuádruple discriminación y exclusión por ser mujeres, indígenas, pobres y rurales.

El proceso de la interculturalidad requiere transformaciones políticas y legales desde el Estado; implica garantías para el ejercicio y el respeto pleno de los derechos civiles y políticos, en equidad de condiciones entre los Pueblos Indígenas y el Pueblo Ladino. Por tanto, el reto es superar el discurso sobre la interculturalidad, pues desde el Estado prevalecen prácticas, prejuicios y estereotipos que niegan a los Pueblos Indígenas el ejercicio de sus derechos.

La interculturalidad requiere, esencialmente, cambios sustantivos en el sistema político, administrativo, jurídico, social, económico y cultural del país. Y tales transformaciones deben ser abordadas por dos vías: a) desde la sociedad civil mediante profundas modificaciones en sus políticas institucionales y b) la que por obligación corresponde al Estado, la transformación de su estructura monocultural castellana desde los organismos Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

[índice]

 

Ella, él... ¿Y los otros?

Jacobo Mogollón, guatemalteco, estudiante

 

Enfrente está la gata de la casa, que comienza a despabilarse luego de una siesta, y se me queda viendo fijamente, entre relamidas a su brillante pelaje negro, como queriéndome decir algo. La veo, y es mi imaginación la que comienza a darle significados y sentido al brillo extraño de sus ojos. Mi inconsciente comienza a dibujar interpretaciones a través de esa insondable mirada, que tal vez sólo pide unas caricias sobre el lomo. El ronroneo producido por el contacto con mis dedos, que comienzan a despeinarle la cabeza, borra todas mis figuraciones y me lleva a la realidad, trayéndome a cuenta de que a ésta la intentamos interpretar a partir de nosotros mismos. Convertimos en antropomorfas algunas formas de vida animal, dotándolas de intenciones y móviles humanos, o viceversa. Y es esa transformación a nivel abstracto, de características "naturales" a humanas, la que pretende divorciarnos de nuestra dimensión histórica para legitimar algunas interpretaciones acerca de nosotros mismos. La sexualidad en ese plano queda ligada al ámbito de lo instintivo y lo natural, y separada, según esas ideas, de la historia. Todo lo que no se entiende comienza a ser explicado como surgido del oscuro mundo de los instintos y de la naturaleza. Las características sexuales se absolutizan al común de seres humanos, y es en ese paso donde el mito se recrea y trasciende a una teoría religiosa. Los géneros igualmente quedan separados, como categorías duales no dialécticas; es decir, hombres y mujeres tienen establecidos sus roles y sus paradigmas de cómo deben ser, sin interacción entre ellos. La clasificación sexual es convertida en "universal". Esas concepciones se nos revelan como algo incuestionable, y si tenemos dudas podemos preguntarle a la biblia. Pero de nuevo la realidad asoma su cara y de la mano de un travesti nos inquiere qué entendemos por masculino y femenino, y en consecuencia qué es el género. La categoría de "bardache" (proviene del francés) es aplicada a personas cuyas características sexuales masculinas o femeninas no corresponden con las conferidas a hombres y mujeres de su cultura. En la India, en la antigua Persia o en la América prehispánica era común ver personas con este tipo de "género diferente", y no por eso en dichos lugares lo veían como homosexualidad. La idea de que tener un cuerpo determinado nos obliga a llevar un modo de vida que "naturalmente" sea acorde con éste, empieza a botar su disfraz de verdad y nos plantea la asimilación de características sexuales como una acción ideológica en cuanto es histórica. Un hombre debe ser duro, rudo y no puede llorar; una mujer debe ser suave, dulce y sentimental. Es evidente que las características se asignan para crear un ser dominante y otro dominado y tener los actores necesarios para poder actuar una ideología de dominación. La reivindicación del género como una construcción histórica, con varias categorías, reta estos papeles asignados en el drama de la explotación, y nos permite aspirar a vivir en equidad y elegir libremente cómo queremos desarrollarnos para ser simplemente humanos.

[índice]

 

Día Internacional de las Poblaciones Indígenas

Wendy Santa Cruz, laCuerda

 

El 9 de agosto de cada año se celebra el Día Internacional de las Poblaciones Indígenas, en conmemoración a la primera reunión del Grupo de Trabajo (GTPI) de las Naciones Unidas dedicado a la temática. En Guatemala, donde casi la mitad de la población es indígena y existe pobreza en siete de cada 10 de los hogares que conforman,* esta fecha cobra importancia como ocasión para sensibilizar a la sociedad y demandar del Estado la ejecución de políticas públicas consensuadas que mejoren sus condiciones de vida.

La lideresa maya Juana Batzibal explicó que en el país algunas organizaciones indígenas realizan actividades con miras a reivindicar sus derechos e identidad cultural, entre ellas foros u otros eventos públicos, culturales o educativos y ceremonias mayas en agradecimiento por un año más de lucha para resolver su situación.

Fue en 1994 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que se celebrara la fecha durante el Decenio Internacional (1995-2004) dedicado a estos pueblos. Desde hace 21 años el GTPI se reúne anualmente para evaluar la evolución de la situación de las comunidades indígenas y proponer a los gobiernos la aprobación  de nuevas normas o disposiciones que permitan mejorarla. Esta instancia se ha fortalecido como punto focal de acción mundial sobre la temática por su apertura a representantes de las organizaciones y comunidades indígenas, así como de los gobiernos.

A decir de la lideresa, la designación de un decenio y un día internacional significó el reconocimiento, a nivel mundial, de la existencia de pueblos y culturas diferentes. Medidas importantes que se han tomado son abogar por el respeto a las diferencias y libre determinación de los pueblos; asimismo, el proyecto de la Declaración sobre los Derechos de las Poblaciones Indígenas, que se ha debatido durante más de 15 años sin haber logrado aún su aprobación por la falta de voluntad política de los gobiernos, que continúan con polémicas absurdas sobre la redacción del texto.

En nuestro país, pese a contar con el Acuerdo de Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas y la adopción de normativas internacionales como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, el Estado no ha asumido la responsabilidad de desarrollar su participación ni de garantizar el respeto de su integridad.

En ese marco, Juana Batzibal opinó que este tipo de instancias es muy importante porque el Estado responde en cierta medida al compromiso aprobando algunas leyes o reformas, aunque no por convencimiento de la necesidad de dar respuesta a sus demandas. "Sin embargo, son pequeños logros que nos hacen analizar cómo nosotros también podemos hacer propuestas concretas para alcanzar nuestra participación plena a nivel nacional e internacional, especialmente las mujeres, quienes hemos padecido la exclusión en mayor proporción", concluyó.

 

* Encuesta sobre Condiciones de Vida. 2000.

[índice]

 

Pueblo maya se organiza

laCuerda

 

Mujeres y hombres mayas se reunirán este mes en un congreso para discutir la institucionalización de un órgano representativo que promueva la unidad política y de acción por parte de los diferentes actores sociales del pueblo maya. La iniciativa surge ante la carencia de un ente interlocutor entre ellos y el Estado que logre incidir en la ejecución de políticas públicas claras y contundentes que resuelvan el racismo, la exclusión y marginación que sufre la mayoría, principalmente las mujeres.

En opinión de Elena Chiquibal Quiejú, lideresa tz'utujil del Programa Educativo Kaji' E', esta iniciativa es muy positiva, ya que se está buscando la legitimidad y representatividad del pueblo maya. "Debe haber verdadera participación y toma de decisión desde las comunidades; es parte de la democracia. Las mujeres mayas estamos trabajando en este proyecto, aunque aún no se ha logrado un equilibrio de género debido al machismo y las dinámicas propias de cada lugar. Hay personas muy participativas y críticas que han dado aportes al mismo", expresó.

Una asamblea nacional de representantes como órgano de consulta permanente, y con poder para tomar decisiones en relación a sus derechos, es la instancia que plantean las organizaciones promotoras en un documento marco que será discutido por actoras y actores sociales de todo el país durante el Primer Congreso del Pueblo Maya. En esta actividad acordarán conjuntamente su estructura y funciones, mecanismos de consulta a nivel comunitario, regional y nacional, así como el perfil de las personas candidatas a integrar la asamblea, y elegirán una comisión provisional que ejecute acciones de seguimiento.

El principal motivo para organizarse políticamente consiste en garantizar el pleno goce de los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas mediante la generación de propuestas, cabildeo y negociación de políticas públicas con el Estado.

"Para construir la nación multicultural y multilingüe contemplada en los Acuerdos de Paz, es necesaria la participación de toda la población. A los pueblos indígenas nunca se nos ha consultado en procesos que nos conciernen y afectan directamente, por ejemplo en las negociaciones de tratados de libre comercio. Queremos establecer nuevos paradigmas y promover relaciones horizontales, más armoniosas, respetuosas y equitativas entre las diferentes culturas", concluyó la lideresa.

[índice]

 

CONIC realiza octava asamblea

laCuerda

 

Mujeres y hombres integrantes de la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina (CONIC) realizaron su Octava Asamblea Nacional, en la que discutieron su plan estratégico para los próximos cinco años y eligieron un nuevo Consejo de Dirección Nacional. Seis mujeres fueron electas entre los 15 miembros del mismo.

Como ejes de trabajo definieron: los derechos de los pueblos indígenas, mujer y género, Acuerdos de Paz, convenios y pactos internacionales, poder comunitario local, tierra y desarrollo rural. Asimismo adoptaron como compromisos fortalecer a su organización política e ideológicamente desde las comunidades y combatir el divisionismo.

En una declaración elaborada en el marco de la asamblea, CONIC se manifestó preocupada por la profundización de la pobreza y el desempleo que aquejan a las familias indígenas, pese a los esfuerzos que hacen para enfrentar la crisis. La Coordinadora considera una amenaza la tendencia acelerada a la privatización de los servicios sociales, los desalojos violentos de sus tierras y la persecución o encarcelamiento de sus dirigentes.

Hicieron un llamado a la no confrontación entre la población guatemalteca por el actual proceso electoral y a no caer en el juego de los partidos políticos se acercan a las comunidades a ofrecer cosas que no cumplen y hacer "regalitos" para la obtención de votos. Manifestaron ver con simpatía que por primera vez haya un candidato indígena que opta a la Presidencia de la república y esperan que éste recoja los intereses de su pueblo.

Finalmente expresaron su solidaridad a las comunidades firmes en las tomas de tierra y aseguraron que no descansarán hasta que la paz y el desarrollo llegue a sus pueblos y familias.

[índice]

 

Manipulación produce racismo

laCuerda

 

Como un acto de racismo calificó Rigoberta Menchú Tum, Premio Nobel de la Paz, los hechos violentos del 24 y 25 de julio. Ella y diversas personalidades y organizaciones mayas se reunieron para elaborar una agenda de trabajo de denuncia y otras acciones ante la manipulación de que ha sido objeto la población indígena y campesina por parte del partido oficial, FRG.

La primera medida que ejecutaron fue presentar este mes una querella contra funcionarios del gobierno, líderes y candidatos del FRG por discriminación hacia estos grupos que se vieron involucrados en la violencia. A decir de la dirigencia indígena, estas personas fueron presionadas, manipuladas, amenazadas o chantajeadas para participar en las manifestaciones ambos días. La información se ha manejado de tal manera que se les culpabiliza de actos vandálicos, cuando en realidad quienes actuaron de manera agresiva fueron las personas con gorros pasamontañas, muchas de ellas con vínculos al FRG. "Nuestra gente no estaba encapuchada; fue expuesta a un peligro y ofensa a su integridad física y a su dignidad", expresó Rigoberta Menchú.

La lideresa maya opinó que todo esto ha contribuido a profundizar el racismo hacia las personas campesinas e indígenas y seguirá ocurriendo en tanto no se ponga un alto. Ante ello, hizo un llamado a las personas afectadas para que denuncien todo tipo de opresión y amenazas a que se vean expuestas. A la vez, reconoció la voluntad de quienes, aun bajo presiones, se resistieron y no participaron.

El movimiento indígena anunció que solicitará la presencia en el país de Rodolfo Stavenhagen, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Situación de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales de los Pueblos Indígenas, para que documente sus demandas, formule una condena a las autoridades y respalde las acciones legales que iniciará.

Por el momento, diferentes expresiones del movimiento sistematizan testimonios e información detallada acerca de amenazas y presiones contra las comunidades, así como otras evidencias para fundamentar las acciones legales que se han propuesto. "Hay que buscar a los responsables, desenmascararlos y enjuiciarlos; tenemos la obligación moral de identificar la verdad", concluyó la activista indígena.

[índice]

 

Campaña contra la violencia en marcha

laCuerda

 

En rechazo a los hechos de violencia registrados a finales de julio por seguidores de Efraín Ríos Montt, la Red de la No Violencia contra las Mujeres en Guatemala canceló una reunión pendiente con autoridades de Gobernación y otras instancias vinculadas a la atención de la seguridad. En este contexto planificará nuevas acciones como parte de la campaña regional "Por la vida de las mujeres: ni una muerte +".

A mediados de julio, integrantes de esta instancia asistieron a una audiencia con el ministro de Gobernación, Adolfo Reyes Calderón, con el objetivo de establecer un diálogo que derivara en compromisos concretos para la ejecución de medidas orientadas a disminuir y erradicar la violencia hacia las mujeres. La Red entregó un pliego de peticiones en el que exigía acciones por parte de las autoridades para la prevención de crímenes contra las guatemaltecas.

Como acuerdo derivado de dicha audiencia se celebraría una reunión con representantes de diversas instituciones estatales vinculadas a la atención de la seguridad y persecución penal, para establecer una agenda conjunta y convenio. Dentro de esta agenda contemplaban la realización de una campaña preventiva con el acompañamiento y criterios aportados por la Red, así como un plan de reforzamiento de la seguridad en los lugares identificados como los más violentos. Sin embargo, la Red canceló la reunión por la falta de actuación de las autoridades en garantizar la seguridad de la sociedad ante los actos acciones ilegales de los seguidores del partido oficial.

Giovana Lemus, del Grupo Guatemalteco de Mujeres y vocera de la Red, expresó: "No podíamos sentarnos a seguir la negociación cuando la sociedad guatemalteca está en medio de una crisis".

Las integrantes de esta instancia se reunirán para modificar su plan de acciones en este nuevo escenario e incluir propuestas de otras organizaciones interesadas en sumarse a la campaña. "Vamos a seguir luchando por el esclarecimiento de los crímenes contra mujeres, por la vida y dignidad de las guatemaltecas y guatemaltecos. Buscaremos un mejor momento para dialogar con las autoridades", concluyó la activista.

[índice]

 

Soluciones correctas a un viejo problema

Adelma Bercián, guatemalteca, periodista

 

Nadie podía creerlo y, peor aún, nadie lo sospechaba. Era la esposa de uno de los consejeros matrimoniales más famosos de Alemania. Cuando logró pedir ayuda, tenía el rostro deformado por los golpes que él le propinó. Ese ejemplo demuestra, una vez más, que la violencia intrafamiliar no discrimina género, raza, edad o condición.

Por suerte, esta víctima vive en una sociedad que lidia con ese flagelo desde hace 30 años y cuya legislación lo reconoce como crimen.

Los avances durante estas tres décadas han sido grandes. No sólo se ha conseguido que las leyes desechen el concepto simple de "disputa familiar" para elevarlo a la categoría de problema colectivo, sino que el gobierno asigna un presupuesto considerable para combatirlo porque es un tema importante para su agenda política.

Otro cambio importante se observa en la atención a la víctima. Antes se concentraba en la persona y su recuperación. Hoy se ve como un problema integral que incluye castigo al responsable dentro del marco de la ley.

Para dimensionar el problema alemán, algunas estadísticas de organizaciones especializadas en el tema: la mayoría de afectadas son alemanas, profesionales, económicamente independientes, con edad promedio de 35 años. En general, los victimarios son hombres, todos relacionados personalmente con ellas (esposos, novios, amantes o ex parejas). Se han reportado casos de ancianas maltratadas por sus hijos, y cuando las víctimas son niñas o adolescentes, casi siempre culpan a sus madres.

Frente a esta diversidad, las organizaciones que atienden el problema aseguran que la violencia intrafamiliar se erradica con información, solidaridad y vigilancia pública.

Sin importar la naturaleza del infractor, la sociedad alemana pone al servicio de las víctimas un sistema de ayuda en el que intervienen organizaciones no gubernamentales de apoyo y todas las oficinas estatales relacionadas al tema.

Hay líneas telefónicas para consejería, servicios de intervención directa para separar a agredidas/os de agresores y albergues especializados. También se imparte capacitación a cada funcionario público que tiene contacto con las víctimas, especialmente a agentes policíacos, sobre cómo tratar estos casos para así abordarlos con una política homogénea.

Las campañas de sensibilización para concientizar a las personas en peligro han promovido un alza anual de las denuncias que se duplica en relación con el año anterior desde el 2000.

Este ejercicio de la sociedad alemana demuestra que la violencia familiar debe combatirse por todos los frentes.

[índice]

 

¿Qué hacen las autoridades para

detener la creciente violencia

contra las mujeres?

[índice]

 

 

Solidaridad con víctimas de intimidación

laCuerda se solidariza con la lideresa maya Rosalina Tuyuc, cuya vivienda fue allanada recientemente. Asimismo, con María Domingo, de la organización Mamá Maquín, y Lauren Durke, estudiante estadounidense, quienes fueron arrastradas y lastimadas por tres hombres armados que el 24 de julio entraron con lujo de fuerza a la casa de Norma Maldonado, integrante de la Mesa Global de Guatemala, de donde sustrajeron dos computadoras y discos compactos de esta alianza que denuncia los estragos generados por el modelo neoliberal en el país.

[índice]

 

 

Campo

pagado

Secretaría Presidencial de la Mujer

Compromiso del Gobierno en la visibilización y focalización del gasto público hacia las mujeres

 

En sesión plenaria del Grupo Consultivo para Guatemala, realizada el 13 y 14 de mayo de 2003, el Gobierno de Guatemala, a través de la Secretaría Presidencial de la Mujer -SEPREM-, adquirió el compromiso de impulsar un clasificador de género para la población femenina, en el Presupuesto de 2004, el cual permitirá la visibilización y focalización del gasto público hacia las mujeres. Este compromiso está contemplado para el mes de octubre del 2003.

Las palabras del Presidente de la Reunión, Dr. Miguel Martínez, Gerente del Departamento Regional de Operaciones para México, Istmo Centroamericano, Haití y República Dominicana del Banco Interamericano de Desarrollo -BID-, fueron: "El Grupo Consultivo tuvo una evaluación franca, objetiva y constructiva del camino recorrido desde la reunión en Washington en febrero del 2002, lo que servirá para corregir yerros, afirmar voluntades colectivas y ganar consensos, con una proyección hacia el futuro".

El Grupo Consultivo ha logrado importantes avances; entre los logros alcanzados ahora en Guatemala, el contar con una estabilidad macroeconómica, respaldada con la aprobación de un acuerdo contingente con el Fondo Monetario Internacional -FMI-. Se aprobaron cuatro importantes Leyyes en el sector financiero, así como las Leyes de Descentralización de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural y la creación de un nuevo Código Municipal.

En esa sesión plenaria, la Cooperación Internacional manifestó su interés de seguir apoyando los esfuerzos de la presente y futura administración, para lograr un renovado compromiso nacional de los Acuerdos de Paz. Sin embargo, su voluntad fundamental es aprovechar los próximos meses para hacer avances concretos y contundentes, que permitan el firme progreso en el proceso de paz de cara a la nueva administración que asumirá sus funciones en enero del siguiente año.

Para ello, es necesario el consenso nacional en pos de la paz, la cual debe ser nacionalizada y el diálogo constructivo debe profundizarse, por lo que la comunidad internacional sugiere el compromiso de las guatemaltecas y los guatemaltecos con los Acuerdos de Paz para identificar prioridades dentro del contenido de los mismos. Esas prioridades serán implementadas en la nueva administración rápidamente, en el entendido que la implementación de los Acuerdos de Paz, en su totalidad, debería ser la meta de su mandato.

En consonancia con los siete desafíos presentados por el Gobierno durante el cierre del Grupo Consultivo, acompañado por parte de los tres poderes del Estado, la Cooperación Internacional propone que se alcancen avances mínimos en las áreas: Institucionalidad de la Paz; Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas; Transparencia y Ataque a la Corrupción; Agenda Legislativa; Modernización del Ejército; Fiscal y Presupuestaria; Seguridad, Justicia y Derechos Humanos; Desarrollo Rural, y Derechos de la Mujer. [Ver cuadro.]

Asimismo, el BID felicitó la excelente labor de los integrantes del Grupo Consultivo en el acompañamiento de los compromisos adquiridos. Así lo indicó el Dr. Martínez: "Consideramos que esta reunión es una reafirmación de la sociedad guatemalteca con los principios y programas contemplados en los Acuerdos de Paz, para construir una sociedad más equitativa. Fue efectiva porque identificó una serie de acciones concretas que podrán ser llevadas a cabo por el Gobierno y el Congreso, durante los próximos meses".

El sentir unánime del Grupo Consultivo es el de hacer un llamado urgente a la unidad de la gran familia guatemalteca en pos del objetivo de la paz, con el afán que éste sirva como un catalizador para generar y consolidar espacios de diálogo constructivo de frente a las próximas elecciones, para que la implementación de los Acuerdos de Paz se constituya en el elemento central del programa de gobierno de la nueva administración.

 

Avances mínimos esperados por la comunidad internacional

Institucionalidad

de la Paz

·         Reformulación de la institucionalidad de la paz (consultas con la sociedad civil para reestructurar la Comisión de Acompañamiento e implementación de los cambios acordados).

·         Fortalecer las nuevas instituciones diseñadas para dar soporte al proceso democrático, entre ellas la SAAS, SAE, DICAI, SEPREM, SAA, las instancias contra el racismo y de desarrollo indígena.

Identidad y derechos

de los

Pueblos Indígenas

·         Acelerar la implementación del Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas.

a)      Creación de una comisión del más alto nivel para hacer seguimiento a la implementación.

b)      Organización de una reunión con pueblos indígenas.

Transparencia y

Ataque a la Corrupción

·         Ley de Transparencia Fiscal.

·         Ley de adquisiciones.

·         Con el continuo apoyo del Banco Mundial:

a)      Operativizar la Comisión para la Anticorrupción y la Transparencia, llevando a cabo las encuestas y preparando el Plan de Combate a la Corrupción.

b)      Ampliar la cobertura del SIAF y continuar mejorando la información que se proporciona sobre el gasto público.

Agenda Legislativa

·         Su aprobación se espera durante el año 2003:

a)      Ley de Servicio Cívico (12 de mayo de 2003).

b)      Ley de Libre Acceso a la Información - Habeas Data.

c)      Ley de Registro de Información Catastral.

d)      Ley Electoral y de Partidos Políticos.

e)      Ley de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia.

f)        Ley de Adopciones.

g)      Ley de Penalización del Acoso y el Hostigamiento Sexual.

h)      Ley de Régimen del Sistema Penitenciario.

i)        Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia.

j)        Ley de Clasificación y Desclasificación de Información Estatal Reservada.

Modernización

del Ejército

·         Completar la desmovilización del Estado Mayor Presidencial.

·         Reducción del presupuesto del Ejército.

·         Mayor transparencia del presupuesto militar.

·         Modernizar la institución militar.

·         Reforma a la Ley Constitutiva del Ejército (si no hay reforma constitucional).

·         Separar las tareas de defensa y de seguridad pública.

·         Creación y funcionamiento del Departamento de Inteligencia Civil.

Fiscal y Presupuestaria

·         Relanzamiento del Pacto Fiscal a fin de realizar las consultas necesarias y formular un plan para lograr la totalidad de sus objetivos.

·         En el proyecto de Presupuesto del 2004, disminuir las asignaciones al Ejército y aumentar los recursos para inversión social y Sector Justicia (en particular PNC, MP, OJ, y PDDHH), así como CONTIERRA, FONTIERRA y el Programa Nacional de Resarcimiento. Todo esto, en forma consistente con el nivel de ingresos y déficit fiscales esperados.

Seguridad, Justicia

y Derechos Humanos

·         Continuar el fortalecimiento de la Política Nacional Civil (presupuesto y capacitación).

·         Mayor protección a defensores de derechos humanos y sus organizaciones.

·         Aumento del presupuesto del Sector Justicia.

·         Agilizar la depuración del Organismo Judicial utilizando un instrumento objetivo de evaluación del desempeño de jueces y magistrados.

·         Reformas al Código Civil para facilitar la resolución no discriminatoria y rápida de disputas y asuntos que no tienen carácter penal.

·         Reformas al Código Penal para despenalizar temas comerciales, territoriales y civiles.

·         Iniciar la reforma funcional de la prosecución penal en el Ministerio Público.

·         Formular un Plan de Acción Integral en Seguridad Pública y Justicia.

·         Iniciación firme del Programa Nacional para Resarcimiento de las víctimas del conflicto armado.

·         Implementación operativa de la CICIACS (Comisión Investigadora de Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad).

Desarrollo Rural

·         Acelerar la discusión en la Mesa de Diálogo.

·         Coordinar los asuntos agrarios.

Derechos

de la Mujer

·         Impulsar un clasificador para la población femenina en el Presupuesto 2004:

a)      Focalización del gasto público hacia las mujeres.

b)      Visibilización del gasto público hacia las mujeres.

 

SEPREM – Secretaría Presidencial de la Mujer

Asesora y Coordinadora de Políticas Públicas

9a. Ave. 0-19 Zona 2, Edif. Isabel La Católica, 4o. Nivel

Tel. +(502) 288-6016 y 288-6087 / Fax: 288-6407

spmujer@intelnet.net.gt

[índice]

 

Movida departamental

laCuerda

 

Al fin el reencuentro

Facunda Maldonado, quien vive en Cuilco, Huehuetenango, se reencontró con su padre Carlos y su hermano Leander. La familia se había separado en los años ochenta cuando la represión que se vivía en el departamento la dispersó, luego que el papá de Carlos Maldonado fue asesinado por el ejército.

Chona y Reyna Morales se reunieron con sus hermanos Juan y Cornelio en Santa María Nebaj, Quiché, donde ellas residen. Debido a la guerra, los hermanos Morales fueron separados del núcleo familiar a inicios de los ochenta, tomando diferentes rumbos. Por razones de fuerza mayor no estuvo presente Genaro Morales, el más pequeño de los hermanos, quien vive y estudia en Huehuetenango, por lo que próximamente se realizará un encuentro con él.

En el mismo municipio, María y Catarina Cobo volvieron a ver a su hermano Jacinto. Se separaron hace más de 17 años, cuando su familia huyó a las montañas de Vikalamá (norte de Nebaj), donde su papá fue asesinado por el ejército y su mamá junto a tres de sus hermanos murieron de hambre y enfermedad.

La Liga Guatemalteca de Higiene Mental propicia estos reencuentros como parte del acompañamiento en salud mental y reparación psicosocial que brinda a las víctimas con la reintegración de la niñez desaparecida durante el conflicto armado interno.

[índice]

 

Promueven el desarrollo de sus comunidades

Un total de 350 mujeres de siete municipios de Sacatepéquez integra la Asociación Femenina para el Desarrollo de Santiago Sacatepéquez (AFEDES), que nació con el objetivo de dar solución a las difíciles condiciones de vida en sus comunidades.

Actualmente esta organización trabaja en un plan de fortalecimiento institucional a través de la capacitación a los diferentes cuadros dirigenciales. También cuenta con un programa de economía rural consistente en la ejecución de proyectos productivos agrícolas, pecuarios, artesanales y otros sistemas alternativos de generación de ingresos. Además promueve la temática de género mediante charlas sobre derechos humanos de las mujeres, autoestima y violencia, entre otros.

Angelina Aspuac, coordinadora general de AFEDES, expresó: "Hay muchas demandas en las comunidades. Queremos trabajar unidas en resolverlas, pero también ir más allá. Queremos encontrarnos a nosotras mismas; esto nos motiva a enfrentar nuevos retos cada día".

La asociación se formó por iniciativa de esposas e hijas de algunos socios de la cooperativa Unión de Cuatro Pinos. Ellas eran invitadas para cocinar y colaborar en las fiestas de la asamblea. Sin embargo, al ver el crecimiento empresarial de ellos decidieron organizarse al sentirse capaces de ejecutar proyectos productivos para solventar algunas de sus necesidades básicas.

[índice]

 

Foro político en Santiago Sacatepéquez

Lideresas locales solicitaron a las personas candidatas a cargos de elección popular y a los partidos políticos no convertir el proceso electoral en un enfrentamiento. Les instaron a eliminar el divisionismo ideológico y político en el marco del foro "Hacia la democracia, la transparencia y el mejoramiento de Santiago Sacatepéquez". Éste fue convocado por organizaciones de mujeres y mixtas de la localidad con asesoría y acompañamiento del Centro de Atención Legal en Derechos Humanos (CALDH). El 75 por ciento de la concurrencia estuvo integrado por mujeres.

Residentes del municipio se congregaron para escuchar los planes de gobierno municipal de los candidatos a alcalde, quienes dieron a conocer las acciones que realizarán para resolver las necesidades de la población en temas relacionados con salud, pobreza, niñez y juventud, participación de las mujeres, promoción cultural, entre otros.

"Es importante participar en estas actividades para conocer las propuestas de cada candidato, sobre todo nosotras, que muchas veces somos discriminadas y no tenemos acceso a ese tipo de información", expresó Cayetana Concobac.

Las lugareñas se mostraron muy participativas e hicieron todo tipo de preguntas, entre ellas cómo los partidos están incorporando mujeres a las planillas electorales. Únicamente dos partidos han tenido acercamiento con una o dos lideresas para que las integren.

[índice]

 

Contra el Tratado de Libre Comercio

Un total de 552 representantes de organizaciones y comunidades de toda Guatemala y de Chiapas, México, participó en el Encuentro Binacional sobre los Tratados Comerciales y la Selva del Ixcán (Quiché). Mujeres y hombres analizaron el contenido e impacto que ocasionaría a la población campesina la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos y Centroamérica.

La concurrencia hizo ver la gran amenaza que representa la firma de estos tratados para la integridad de las poblaciones, por lo que manifestó su repudio a toda explotación petrolera, minera y forestal, así como la introducción de alimentos transgénicos y el uso de insumos químicos, impulsadas por el Tratado.

Ante la inminente firma del TLC acordaron ejecutar algunas acciones, entre ellas sensibilizar a la población sobre su impacto mediante diversas estrategias de comunicación y conformar una comisión para dar seguimiento a su lucha. También contemplan promover mayor participación de las mujeres, generar alianzas y rescatar prácticas agroecológicas que garanticen la alimentación y salud de las poblaciones.

Acusaron a las empresas transnacionales de propiciar la sobreexplotación e impedir el desarrollo de la producción local a través de estos mecanismos, con el único objetivo de beneficiarse. Exigieron al gobierno el respeto a sus derechos humanos, brindar información sobre las repercusiones del TLC, la ejecución de acciones que contribuyan a la efectiva comercialización de la producción local y el cuidado de los recursos naturales.

[índice]

 

Ixqik a toda voz

En Santa Elena, Petén, la organización de mujeres Ixqik inauguró recientemente el programa "A toda voz", que se transmite los días viernes por Radio Tikal. Contacto con Ixqik: ixqik@itelgua.com. Tel. +(502) 926-1163 y 926-0763.

[índice]

 

 

 

laCuerda

 

Consejo Editorial

Anamaría Cofiño K. ~ Rosalinda Hernández Alarcón ~ Laura E. Asturias ~ María Eugenia Solís ~ Rosina Cazali ~ Paula Irene del Cid Vargas ~ Lucía Escobar ~ Anabella Acevedo Leal ~ Carmen Álvarez ~ María Dolores Marroquín

Editora

Anamaría Cofiño K.

Redacción

Laura E. Asturias y Rosalinda Hernández Alarcón

Reporteras

Wendy Santa Cruz y Andrea Carrillo Samayoa

Distribución y suscripciones

Mirna Oliva (administradora)

Diseño de edición impresa

Alejandra Cabrera

Edición electrónica

Laura E. Asturias

Produce y distribuye

Asociación La Cuerda

6a. Ave. 4-70 Zona 2, Condominio Morazán, Apto 2-C

Guatemala 01002, Guatemala

Tel. +(502) 232-1699 - Telefax: +(502) 220-1380

Direcciones electrónicas

lacuerda@intelnet.net.gt / lacuerda@itelgua.com

Página en Internet

www.geocities.com/lacuerda_gt

 

La publicación y difusión de laCuerda son posibles gracias al apoyo de Christian Aid, HIVOS y Helvetas.

Los artículos son responsabilidad de quienes los firman.

Es permitida, tolerada y estimulada la reproducción de los contenidos...

¡¡siempre y cuando nos citen!!

Suscripción local por 11 ejemplares al año: Q.50.00

 

 

¿Quieres recibir las revistas laCuerda y Tertulia por correo electrónico?

suscríbete en línea aquí o solicita el formulario

 

Volver a laCuerda

Ir a Tertulia

[índice]